Divinidad de Jesucristo

DIVINIDAD DE JESUCRISTO


En el presente artículo se tratará la Divinidad de Jesucristo
[Ver artículo sobre Jesús, de próxima publicación], el Mesías enviado al pueblo de Israel para la salvación de toda la humanidad. Así mismo creemos que también es enteramente hombre [Ver artículo sobre la Humanidad de Cristo, de próxima publicación].

BÁSICO
La respuesta es bien sencilla: Si, es Dios. Para nosotros Jesucristo (O Cristo, Jesús, El Mesías...) Es una de las tres Personas distintas entre si que forman al Dios único y Todopoderoso, creador de todo el Universo [Ver artículo sobre la Trinidad, de próxima publicación], el cual bajó a la tierra y se hizo hombre, para ser crucificado por nosotros y resucitó, perdonando así nuestros pecados y permitirnos llegar al cielo.

Nuestra religión y nuestras creencias giran en torno a Él, está en todas nuestras iglesias representado de distintas formas y ocupando un lugar preeminente en el Sagrario [Ver Verdadera Presencia de Cristo en la Eucaristía]. El Nuevo Testamento de la Biblia habla principalmente de Él y su obra, y de ahí sacamos casi toda la información y enseñanzas suyas.


INTERMEDIO

El testimonio de los Apóstoles
La divinidad de Cristo ha sido siempre un tema muy discutido, que ha dado lugar a terribles cismas y desviaciones. El problema viene de que no hay ningún texto en que Jesús diga explicita y meridianamente claro (Y mucho me temo que si lo hubiese habría dado lo mismo) que Él es Dios, o que hay que adorarle, sin embargo si que lo hicieron sus apóstoles, por ejemplo San Pablo se refiere a él en estos términos:

"... de ellos son también los patriarcas; de ellos procede Cristo en cuanto hombre, el que está por encima de todas las cosas y es Dios bendito por los Siglos. Amén." - Rom 9:5 -.

"Procurad tener los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús, el cual, teniendo la naturaleza gloriosa de Dios, no consideró como codiciable tesoro el mantenerse igual a Dios" - Flp 2:5-6 -.

También San Pedro habla de la Divinidad de Cristo:

"Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que han alcanzado una fe no menos preciosa que la nuestra mediante la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo." - 2 Pe 1:1 -.

Efectivamente, los primeros apóstoles que conocieron directamente a Jesús no guardan ninguna duda al respecto. Jesús es el Mesías prometido por Dios, pero además es el propio Dios, y así lo hacen saber a todo el mundo. Así mismo afirman que hay un sólo Dios ¿Cómo lo explican? No pueden, pero saben que es verdad. Tendrán que pasar varios siglos hasta que se encuentre la formulación adecuada.

La divinidad de Cristo no está sólo reflejada en el Nuevo Testamento, en el Antiguo Testamento, que no es más que el anuncio de la llegada de Cristo, aparece muchas veces prefigurado, en profecías y anuncios de su llegada.


"Después les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y me pagaron treinta monedas de plata. Y el Señor me dijo: Echa al tesoro ese magnífico precio en que me han tasado." - Zac 11:12-13 -.

Esta cita, sacada de la profecía de Zacarías de los dos pastores, se refiere directamente a las monedas que recibió Judas por entregar a Jesús ante el Sanedrín. Cómo se puede ver es el propio Yahweh el que se auto-adjudica ese hecho, y así lo reconocieron los primeros cristianos, quienes vieron en Jesús la profecía cumplida.

El evangelio de San Juan, quien parece ser que fue el apóstol que mejor le comprendió en vida, comienza con un himno a Cristo Jesús, que comienza de ésta manera:

"En el principio existía aquel que es la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios." - Jn 1:1 -.

"...estaba con Dios y era Dios.", refieriéndose a Cristo no puede ser sino una distinción de las personas del Padre y del Hijo dentro de la misma y única divinidad. El Hijo es la Palabra, o el Verbo, que más tarde se encarnó de María para salvarnos y fué llamado Jesús.

"Una voz grita: Preparad en el desierto para el Señor un camino, allanad en la estepa una senda para nuestro Dios." - Is 40:3 -.

He aquí otra profecía, esta vez de Isaías, que es muy clara: una voz aparecería en el desierto para ser percusora de la venida de Dios. Los evangelistas vieron en el texto del profeta judío una profecía que se cumplió cuando Juan el Bautista precedió a Jesús. Si Juan fue la voz en el desierto, Jesús debía ser Dios. ¿Se equivocó Isaías al profetizar la venida de Yahweh, cuando en realidad vino solamente un hombre? ¿Se equivocaron los apóstoles al considerar que la profecía se había cumplido, cuando en realidad no era así, porque en vez del mismísimo Yahweh vino un mesías solamente humano?. Y por si fuera poco el propio Juan el Bautista repite estas mismas palabras atribuyendo este mismo significado en - Jn 1: 23 - "Dijo: Yo soy la voz que grita en el desierto: Allanad el camino al Señor (Cómo dijo el profeta Isaías)".


AVANZADO


El testimonio de Jesús

La divinidad de Cristo es algo totalmente implícito en el conjunto del Nuevo Testamento. Por un lado Cristo, trata por todos los medios de esconder su mesianidad, como en Cesaréa de Filipo, donde pide a los apóstoles que no la revelen (-Mt 16:13-20-). Jesús evita el título de Mesías por las connotaciones político nacionalistas que implicaba, sin embargo no evita presentarse como "Hijo del Hombre" (título mesiánico poco comprendido en ese momento) y, al hablar del Padre, se presenta como su hijo en sentido único e intrascendente. Tan sólo cuando ya no le servirá de nada y no podrán "usarlo" políticamente, frente al Sanedrín, confesará su mesianidad:

"'¿Eres tú el Mesias, el Hijo del Bendito [Dios]?' Jesús le dijo: '¡Yo soy!, y veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del todopoderoso y venir entre las nubes del cielo'. Entonces el sumo sacerdote se rasgó las vestiduras y dijo: '¿Qué necesidad tenemos ya de testigos? Habéis oído la blasfemia...'" - Mc 13:62-63 -

"¡Yo soy!", Yahweh, el nombre de Dios; ésta es la blasfemia: hacerse igual a Dios. Más tarde, frente a Pilatos, vuelve a confesar: "'Tu lo dices, yo soy rey. Para eso nací y para eso he venido al mundo'. -Jn 18:37-".

Pero por otro lado sus acciones, palabras y gestos invitan a centrar en él el mensaje de Salvación. Jesús no es como Buda, Moisés o Mahoma, todos profetas que se limitan a mostrarnos una regla de comportamiento, un camino de salvación que, en última instancia, funcionaría sin ellos; Jesús se presenta a sí mismo como "el Camino, la Verdad y la Vida. - Jn 14:6 -", Su propia persona es el camino de Salvación, no su doctrina, ni su ejemplo, ni la potencia divina operante a través de él. Jesús no da comienzo a una filosofía o movimiento religioso, se presenta Él mismo cómo el mediador perpetuo, eterno, único, entre Dios Padre y los hombres.

Jesús nos pide tener siempre fe en Él (- Mt18:6 -), no en su mensaje ni en su doctrina. Él es la única vía a la salvación, de tal forma que "El que no está conmigo, está contra mi, y el que no recoge conmigo desparrama. - Mt 12:30 -", tan sólo una identidad divina puede decir esto. Cristo nos exige todo, "el que no carga con su cruz y me sigue no es digno de mi. - Mt 10:38 -", nos exige poner su amor por encima del de cualquier otro (- Mt 10:37 -), pues tan sólo podemos amar al prójimo como reflejo del amor que a Él profesamos (- Mt 25:40 -). Es tan sólo Él quien nos garantiza la vida Eterna (- Lc 9:24 -) si le seguimos. Y quíen crea en Dios ha de creer también en Él "No estéis angustiados. Creed en Dios, creed también en mi - Lc 14:1 -".

Los apóstoles han de perdonar los pecados "en su nombre" (- Lc 24:27 -), no hay que estorbar a quien obre mialgros "en su nombre" (- Mc 9:38 -) y, por supuesto, hemos de Bautizar "...en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo" (- Mt 28:19 -).

"Los judíos le dijeron: 'No tienes cincuenta años ¿y has visto a Abraham?' Os aseguro que antes que naciera Abraham, existía yo" - Jn 8:57 -

Que Él ya existiese antes incluso que Abraham tiene sólo una respuesta: Jesús es el Verbo encarnado.

Atribuciones de Dios

Lo primero que notamos de jesús es su acción sanadora; milagrosa, podríamos decir. Gran parte de su acción en su vida pública consiste precisamente en eso. Cuando los discípulos de Juan el Bautista van a preguntarle acerca de si Él era el Mesías, les responde: "Y les respondió: 'Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan...'" - Lc 7:22 -. La respuesta y actitud de Jesús, como no podia ser de otra forma, viene a confirmar aquello que dijo el profeta Isaías: "Decid a los pusilánimes: ¡Ánimo, no temáis! Mirad, es vuestro Dios; ya viene la venganza, la revancha de Dios; viene él mismo a salvaros. Entonces se abrirán los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se abrirán. Saltará el cojo como un ciervo, la lengua del mudo gritará de júbilo, porque en el desierto brotarán corrientes de agua, y torrentes en la estepa..." - Is 35:4-6 -.

En el libro profético del Apocalipsis también podemos encontrar argumentos sobre la divinidad de Jesús si lo ponemos en relación a ciertos pasajes de Isaías, puesto que en - Is 44:6 - se puede leer: "Esto dice el Señor, rey de Israel, su redentor, el Señor omnipotente. Yo soy el primero y el último, no hay otro dios fuera de mi", donde vemos que Yahweh se atribuye a si mismo el título de "primero y último", reservado tan sólo a Él. Mientras que si leemos - Ap 22:13-16 - "Yo soy el alfa y la Omega, el principio y el fin. Dichosos los que lavan sus vestidos para tener derecho al árbol de la vida y a entrar en la ciudad por las puertas. Fuera los perros, los hechiceros, los impuros, los homicidas, los idólatras y todos los que aman y practican la mentira. Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para testificar estas cosas acerca de las Iglesias". Aquí vemos claramente a Jesús otorgándose a sí mismo ese mismo título: o Isaías y San Juan se equivocan o Cristo es en verdad Dios mismo.

Así mismo existe un versículo sobre Yahweh que lo llama creador del cielo y de la tierra: "Esto dice el Señor tu redentor, el que te formó desde el seno materno: Yo soy el Señor, el que lo ha hecho todo; el que despliega, él sólo, los cielos; el que afirma la tierra sin ayuda alguna" - Is 44: 24 -. Y San Pablo de Tarso usa estos términos al referirse a Jesús: "...porque por él mismo fueron creadas todas las cosas, las de los cielos y las de la tierra, lo invisible y lo visible, tanto los tronos como las dominaciones, los principados como las potestades; absolutamente todo fue creado por él y para él." - Col 1:16-17 -. Otro claro ejemplo de la divinidad de Cristo, al atribuirle la creación del Universo, que corresponde tan sólo a Dios creador.

El testimonio de la Tradición

Para terminar y apuntalar toda la argumentación bíblica expondremos a continuación el pensamiento de los Padres de la Iglesia, como muestra de las creencias de los primeros cristianos y claro ejemplo de la Tradición:

"Ignacio, llamado también Teóforo, a la [iglesia] que ha sido bendecida en abundancia por la plenitud de Dios el Padre, que había sido preordenada para los siglos futuros para una gloria permanente e inmutable, unida y elegida en una verdadera pasión, por la voluntad del Padre y de Jesucristo nuestro Dios.."
- San Ignacio de Antioquía, 110 d. C., Carta a los Efesios (I) -

Recordemos que San Ignacio, obispo de Antioquía, fue discípulo de los apóstoles San Pablo y San Juan, y el segundo sucesor de San Pedro en su ciudad. Sus opiniones son de gran importancia, ya que nos muestran casi directamente la opinión de los apóstoles.

"Las divinas Escrituras testimonian ambas cosas sobre él [Cristo]: que es hombre sin belleza y pasible (Is 53,2-3), que se sentó sobre el pollino de una asna (Zac 9,9), que bebió hiel y vinagre (Sal 69[68],22), que fue despreciado del pueblo y que descendió hasta la muerte (Sal 22[21],7.16); pero también que es Señor santo y Consejero admirable (Is 9,5), hermoso a la vista (Sal 45[44],3), Dios fuerte (Is 9,5), que viene sobre las nubes como Juez de todos (Dan 7,13.26). Esto es lo que las Escrituras profetizan de él. En cuanto hombre, lo era para ser tentado; en cuanto Verbo, para ser glorificado..."
- San Ireneo de Lyon, 202 d.C. Contra los Herejes (III.9.2) -.

Aqui puede verse cómo San Ireneo de Lyon, defendiendo la doble naturaleza de Cristo (Divina y humana), le atribuye títulos divinos como "Señor", "Dios" y "Verbo".

Como último testimonio y para abarcar algunos siglos más veamos la definición dogmática resultado del primer Concilio de Nicea, contra la herejía Arriana:

"Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz. Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho..."
- Credo de Nicea-Constantinopla, 325 d.C. -

Un saludo en el Corazón de Nuestro Señor y Dios Jesucristo.
Con la colaboración de Dushan.

Fëanar

24 comentarios:

  1. Desactivo la moderación de mensajes, confiando en la buena voluntad de los comentaristas y para facilitar los mismos.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Te agregué a la lista de blogs que sigo. Te vi en el blog de discutiendo sobre cristianismo, puesiste caldo a la sopa!

    Mi blog es: www.reflexiones-irreverentes.blogspot.com

    Tal vez mis últimos posts te interesen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo27/7/11 3:52

    voy a misa pero no se donde encontrar las canciones y me gustaría mucho saberlas
    porque es tan lindo cantarle a Dios

    ResponderEliminar
  4. Busca en wwww.youtube.com el nombre de la canción. Ahí suelen estar, las más comunes.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/10/11 3:55

    soy luterana y me atrevo a halarte porque que respodes con amor a todas las prguntas simlemente queria aclararte que martin lutero fue unos de los tantos que uso dios para volver al pueblo acia el porque el pueblo de dios simpre es inclinado a hacer el mal y a volverse a la idolatria como se mensiona a lo largo de la biblia dios les levantaba profetas y mientras este vivia el publo caminaba bien muerto este el pueblo se revelaba por años o cietos de años como esta escrito en varios pasaje de la biblia si lees vas a encontrar todas las reforma religiosa que hacia el profeta de ese tiempo esdras nehemias el rey asa josias y cuantos otros seguro que al principio realmente seguian las enseñanza de san pedro como le instituyo jesus pero pasados los años se desviaron tras las idolatrias y las tradiciones como siempre lo icieron entonces dios al ver desviado a su pueblo levanto a martin lutero como simpre lo hacia el era seguidor de las enseñanza que recibia que tenia por cabeza a san pedro para que les enseñara el camino nuevamente como estaba trazado en su palabra no es nesesario que respodas solo queria aclarar . saludos

    ResponderEliminar
  6. Saludos, Anónimo.

    Ninguno de esos profetas marchaba en contra de las escrituras, y ninguno de ellos habló contra lo enseñado anteriormente. Lutero, por desgracia, no siguió el precepto de la transubstanciación, tan arraigado en el Capítulo 6 de San Juan, habló pestes de una de las cartas a Santiago, sólo porque contradecía su salvación por fe y no por obras ("Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras" -Stgo 2:18-). No creo que alguien que rechaza la confirmación (Lc. 22, 31-32) o la ordenación de sacerdotes (Hch 13:2-2 y 2Tim 1:6) esté realmente haciendo la obra de Dios, sino más bien dando sentido a las advertencias de San Pablo en Gal 1:8-9.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  7. no sabia que habia hablado pestes del libro de santiago estaria contradiciendo a DIOS que es exactamente la confirmacion no significa afirmacion pero de que? gracias

    ResponderEliminar
  8. La confirmación es uno de los Siete Sacramentos que estableció Cristo y que los apóstoles y sus sucesores practicaron hasta la llegada de la Reforma y la eliminación por parte de los protestantes de varios de ellos, entre ellos la Confirmación, el sacramento del Orden Sacerdotal y la Eucaristía, aunque éste último sólo fue "modificado" por Lutero, llegando su eliminación después.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  9. pues bien y que es lo que confirman? como se realiza ese sacramento ? saludos

    ResponderEliminar
  10. Se confirma la fe de cada persona, que se compromete, consciente y libremente a seguir a Cristo, de manera que el Espíritu Santo entra en él, y se realiza mediante la imposición de manos por parte del sucesor de un apóstol.

    Aquí se explica con más detalle: http://es.catholic.net/celebraciones/116/63/articulo.php?id=2171

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  11. ha si!! algo habia esccuchado te agradesco tu respuesta

    ResponderEliminar
  12. no es que habia escucado si no que tambien tome la confirmacion pero no sabia lo que era ahora entiendo tengo 25 años y recien siento en buscar algo de Dios y encontre este sitio que estA muy bueno!! QUE QUIERE DECIR LUTERANA? un saludo

    ResponderEliminar
  13. eso no es verdad porque nosotros participamos de la cena del señor! o sea la eucaristia lo que hizo martin lutero es hacer volver al cristianismo como era primitivamente porque los romanos habian cambiado muchas cosas como la divinidad de los santos en toda la biblia no se encuentra que hay que rezarles u otra cosa ni a la virgen maria ni a los angeles y las idulgencias proclamado por el clero romano, colmo el vaso de martin lutero que era catolico que quiere decir "mensajero "y de hacia un tiempo veia los cambios del clero romano, todo era para recaudar dinero comenzando a venderse crusifijos y toda la mar en coche!! como bien esta escrito vosotros habeis convertido la casa de mi padre en cueva de ladrones! hace poco que estoy en la iglesia luterana y si veo que hacen algo que no condice con la palabra de DIOS buscare un lugar donde se basen unicamente en la palabra de DIOS

    ResponderEliminar
  14. Hola, Luterana:

    Pero la cena del Señor no es lo mismo que la fracción del pan de los Hechos de los apóstoles. Claro, puedo equivocarme, pero si ese pan es Cristo... Le adoraréis directamente, ¿no? Porque eso es lo que hacemos los católicos: si Cristo dice que el es el Pan de Vida y que hay que comerle literalmente, pues eso significa que ese pan es, literalmente también, Cristo, por lo tanto Dios y, por lo tanto, hay que adorarle.

    Así mismo Lutero era muy mariano, como bien dejó claro en sus escritos. Sin embargo los luteranos no han seguido esa enseñanza de su fundador. Sin olvidar la frase de "peca, y peca fuertemente" que dejó escrita.

    Por otro lado, ningún católico adora a los santos, como muchos creen. Sólo es Dios quien merece adoración. Y muchos de los escritos de los primeros cristianos (de San Ignacio de Antioquía, por ejemplo, sucesor del evangelista San Juan) ya hablan de muchas cosas que sólo hay en la Iglesia católica... Doscientos años antes de que los romanos adoptasen el cristianismo como religión oficial y pudiesen cambiar nada.

    Te recomiendo que le eches un vistazo a mis artículos (los que están basados en citas bíblicas, por supuesto) y mires a ver si hay algo mal o incorrecto, y luego compruebes si de verdad tu iglesia sigue los preceptos bíblicos en su totalidad.

    Un saludo en Cristo, nuestro único salvador.

    ResponderEliminar
  15. hola queria pedirte si podes me mandes una pagina de la historia de lutero porque en verdad poco se de el y me interesa poco porque fue un simple ser humano simplemente como para saber algo desde que estoy en esta iglesia me siento mejor espiritualmente no quiere decir que hagan exactamente la voluntad de dios o que tenga ganado el cielo pero me sentia muy sola y aca me siento muy biem

    ResponderEliminar
  16. Hola, luterana.

    Aquí te dejo un pequeño libro sobre la vida de Lutero (40 páginas). Está centrado en su persona más que en su doctrina, y está escrita por un católico, pero te invito a que compares lo que en ella se dice con otras fuentes de información, como la wikipedia o una biografía hecha por protestantes. Se titula LUTERO: SU DRAMA ESPIRITUAL ( http://www.buzoncatolico.es/pdf/lutero.pdf ).

    No es nada grave estar en una comunidad, pero has de buscar la que más le agrade a Dios, o visto de otra forma: buscar en qué comunidad quiere Dios que estés. Ten fe y confianza en Él, sigue formándote y buscando y llegarás donde quiera mandarte y dónde mejor estarás.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  17. que dulce he importante respuesta! sos muy bueno

    ResponderEliminar
  18. A MI NO ME PARECE UNA DULCE RESPUESTA ES TAN SOLO UNA RESPUERSTA ACERTADA

    ResponderEliminar
  19. deja de hablar mal de los protestantes lee la biblia pedile a dios misericordia porque los catolicos si no se arrepienten van todos al infierno!!!! asi sean millones!! porque invalidadan la palabra de dios el dijo A MI!!!!!!!!!!! SOLO!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ME SERVIRAN

    ResponderEliminar
  20. Hola, JUAN

    Yo no he hablado mal de los protestantes en ningún momento, en este blog prima el respeto mutuo. Además, todo lo que escribo está fundamentado en la Biblia, que es Palabra de Dios y guía perfecta para todos nosotros, y en ella no aparece por ningún lado que los católicos vayamos a ir al infierno. Es más, dice lo contrario, que cualquiera que crea en Cristo se salvará.

    Y yo no juzgaría con tanta ligereza quien va a condenarse y quien no, pues Dios es el único juez y no creo que le guste que se metan en su labor.

    Un saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  21. Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro:
    «Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?»
    - Le dice él: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
    - Le dice Jesús: «Apacienta mis corderos.»
    Vuelve a decirle por segunda vez: «Simón de Juan, ¿me amas?»
    - Le dice él: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
    - Le dice Jesús: «Apacienta mis ovejas.»
    Le dice por tercera vez: «Simón de Juan, ¿me quieres?» Se entristeció Pedro de que le preguntase por tercera vez: «¿Me quieres?»
    - y le dijo: «Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.»
    - Le dice Jesús: «Apacienta mis ovejas»
    Juan 21, 15-17

    ¿Tenemos dudas? ¿tenemos algo que decir? Sigamos la enseñanza de Jesús y demostremos que lo amamos trayendo paz.

    Gracias Fëanar por tu paciencia.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo4/3/14 18:50

    A ver, perdón que le contradiga... pero el sustento histórico a sus afirmaciones no son sólidos, dado que la biblia como actualmente le conocemos, fué ordenada por ahi del año 381 d.C. eliminando evangelios que ponían a Jesus como un hombre, los 4 evangelios sobrevivientes fueron manipulados para hacer parecer a Jesús como Dios, y darle base a lo acordado en el concilio de Nicea, las referencias de muchos "cumplimientos de profesias" en los evangelios, están muy equivocadas contra el antiguo testamento; es historia! el cristianismo se oficializó para tener un "pueblo mas gobernable en el imperio romano"... y se fusionaron las creencias de las diferentes culturas que abarcaban los pueblos conquistados por los romanos. el Infierno, por ejemplo, es una aportación de los países bajos y de grecia, el 25 de diciembre (solsticio de invierno) nacimiento del dios Apolo y muchísimas más deidades... el nacimiento de una virgen, el bendecir arrojando agua... caray! existe una gama de supersticiones y costumbres robadas a otras religiones para formar al cristianismo! Si van a creer en Dios, que sea de forma conciente, y no de forma ignorante y dogmática!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo

      En realidad la última reafirmación de la composición de los libros canónicamente aceptados de la Biblia fue en el Concilio de Trento (1545-63). Sin embargo, la Biblia no es Palabra de Dios por sí misma (¿dónde dice en la Biblia que lo sea?), sino por la autoridad que la Iglesia de Cristo le ha conferido, por lo tanto no es relevante el cuando ha sido fijada, sino si la infalibilidad que la Iglesia ha recibido de Dios, la avala (Puedes echarle un vistazo a este otro artículo, donde lo explico con más claridad: http://catolicismosencillo.blogspot.com.es/2009/12/la-tradicion-y-la-biblia.html )

      La crítica histórica no permite hablar de vaguedades sin aportar pruebas. Por ejemplo, yo puedo decir que la denominación "católica" referida a la Iglesia es anterior a Constantino porque existe una carta de San Ignacio de Antioquía (35 o 50 - 98 o 117 dC) dirigida a los esmirnotas que dice "donde está Jesucristo está la Iglesia católica" [Ad Smyrn. 8,2], pero no es histórico afirmar algo con un vago "fueron manipulados" o un ¡"es historia!", pues no sólo hay que explicar lo que se sabe, sino porqué se ha llegado a esa conclusión. La historia es una ciencia muy seria como para ser tan genérico.

      Con respecto a tus otras afirmaciones, trataré de ser breve:

      - El levantamiento de la prohibición del cristianismo llevado a cabo por Constantino y por Magencio distó mucho de tener que ver con lo que tú comentas. La prueba más evidente es que su sucesor en el solio imperial pretendió que el Papa y la Iglesia asumiesen las tesis que tú mismo pregonas, que Jesús no es de naturaleza divina (arrianismo) y, como no cedió, lo sometió a martirio. De querer una religión dúctil podría haberse quedado con el paganismo sincretista romano, que ya había demostrado uan gran flexibilidad a la hora de asumir deidades ajenas según la conveniencia, tales como Mitra o Isis.

      - La explicación del cristianismo como mixtura de otras creencias proviene de los gnósticos, otra religión caracterizada por su capacidad mimética y su flexibilidad religiosa que adoptó a Jesús y lo mezcló con sus creencias. Irónicamente, en esos libros apócrifos de la Biblia que tú mencionaste, se descartaron todos esos añadidos (del siglo II dC) y se protegió la auténtica creencia cristiana frente a invenciones tales como que Jesús era el dios sol, o que mataba a niños cuando era pequeño con su poder divino, lo que no dejan de ser reducciones paganizantes a lo que hasta ese momento se entendía por un dios.

      - El infierno cristiano no proviene del Hades griego, sino del Sheol hebreo, que ya aparecía mencionado en varios libros precristianos del Antiguo Testamento. Las creencias de Batavia, nombre crónico de los Países Bajos, era una mixtura de creencias celtas y germanas, que comprendían un infierno, pero no en el sentido cristiano, sino como lugar de estancia después de muerto, sin más.

      - El día del Sol Invicto, creado por el emperador Aureliano en el 271, y celebrado entre el 22 y el 25 de diciembre nada tiene que ver con la fecha escogida por la natividad de Jesús, que fue instaurada en relación a la fecha de su muerte y una inversión del calendario hebreo en referencia a una vieja creencia.

      - El nacimiento de una virgen, si bien es un elemento recurrente en la mitología pagana, no es comparable al concepto de Theotokos cristiano, ni en su desarrollo ni en su profundidad. Aunque, curiosamente, si que culmina varias profecías veterotestamentarias.

      - Con respecto al papel del agua en la Biblia, me remito a respuestas similares en el artículo dedicado al agua bendita ( http://catolicismosencillo.blogspot.com.es/2009/08/agua-bendita.html )

      Nuestra creencia en Dios es consciente, aunque los demás la crean ignorante.

      Un saludo en Cristo.

      Eliminar
  23. Gracias por compartir, hermoso encontrar la palabra de dios, espero que actualicen sus topics! tanto yo como mis colegas de la gran hermandad blanca enviamos prosperidad ♥

    ResponderEliminar

Comenta o pregunta lo que quieras, eres bienvenido. Pero por favor, comenta con respeto, que sobre todo prime la caridad.

Un abrazo en el Corazón de Cristo.